La sentencia contra el PP en materia de información sobre la EMV debería sonrojar al Sr Labrador

JP2 3619 1024x672El portavoz de Ganemos Toledo ha querido hacer pública su postura ante la sentencia contra Labrador en la que se reconoce la correcta actuación del Ayuntamiento en materia de información al Grupo Popular sobre la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV).

Para Javier Mateo es muy grave plantear acusaciones de vulneración de derechos fundamentales sin base ni fundamento, solo como estrategia para generar una imagen negativa de la gestión municipal” el portavoz  de Ganemos y miembro del Gobierno Municipal no dudó en señalar la actitud de Labrador de “torticera y mal intencionada”.

“Hay que destacar algo importante que se desprende de la sentencia” señaló el edil, “el Ayuntamiento nunca vulneró ningún derecho de información ni ocultó informe alguno, el Sr. Labrador mintió y deformó la realidad, no existía informe alguno del que se pudiese dar traslado como en reiteradas ocasiones se expuso desde el equipo de gobierno”, pero es que además , “los consejeros del PP en la empresa municipal tenían toda la información” remarcó.

Para Mateo, “usar los tribunales como arma arrojadiza por razones puramente políticas, mintiendo y retorciendo la realidad evidencia la falta de elementos y argumentos con los que el PP enarbola su oposición”.

La sentencia deja claro que la acusación de los populares “además de falsa es temeraria, prueba de ello es que se les condenan a pagar 500 euros en concepto de costas” resaltó.

Javier Mateo invitó al portavoz popular a actuar con responsabilidad mesura y sin faltar a la verdad de cara al futuro “las mentiras tienen las patas muy cortas y que eso haya quedado evidenciado por una sentencia debería sonrojar al Sr. Labrador”, la sentencia es un varapalo tanto en términos políticos como jurídicos para el jurista Labrador, “a los Tribunales hay que saber ir pero también volver”, le recomendó el portavoz de Ganemos.

Del mismo modo se refirió a la viceportavoz popular Claudia Alonso invitándola a leer la sentencia para que deje de perseverar en la ceremonia de la confusión, “la sentencia dice lo que dice, que se actuó correctamente y no se pudo negar un informe que simplemente no existe” y agregó, “no es buena idea que la oposición se instale en el miente que algo queda”.