Ganemos Toledo denuncia presiones al personal sanitario para que acepten recortes en recursos humanos y materiales

SANI001Javier Mateo, candidato de Ganemos Toledo a la Alcaldía de la ciudad junto con Helena Galán Soria, miembro de la candidatura de Ganemos Toledo y portavoz de la Asamblea por la Sanidad Pública, comparecieron esta tarde en rueda de prensa frente al complejo Hospitalario Virgen de la Salud de Toledo para reiterar la denuncia sobre las negativas consecuencias que para la atención sanitaria a los usuarios de ciudad tendrán los nuevos recortes que quiere imponer la gerencia del Hospital y la Consejería de Sanidad.

 Javier Mateo insistió en denunciar la situación de recorte en los recursos sanitarios que intentan “colar“. En palabras de Mateo, “al firmar la productividad se les obliga a aceptar las condiciones de reducción de personal y de material en los centros de salud”.

Helena Galán alertó sobre la reducción de recursos humanos que se está imponiendo, “Se plantea una reducción del 10% de la contratación con respecto al año 2014 afectando tanto al personal facultativo como no facultativo, mediante la no cobertura de las vacaciones del personal, las bajas etc, que pretenden sean cubiertas por el personal existente reduciendo el número de  suplencias y contrataciones eventuales”. Añadió, “Estos objetivos de reducción de personal forman parte del sistema de productividad que la gerencia pretende imponer. Se plantean ligados al cobro de la productividad, con ello pretenden que el personal acepte las reducciones propuestas a cambio de cobrar la productividad”.

Pero los recortes también afectarán al sistema de tramitación de las altas médicas según Helena Galán “obligan al personal a que las altas estén ejecutadas antes de las 12 de la mañana.  Si no se cumple el objetivo marcado respecto a las altas el personal no cobraría la productividad asociada”.

Tampoco escapan de los recortes  los medios materiales, “además se contemplan reducción en el uso de material” aseguró ,” sobre todo empapadores, pañales y la talla M de guantes que es la más común entre el personal sanitario”.

Galán denuncia presiones  de la gerencia, “Han dado al personal 48 horas para firmar. El personal se está negando a aceptar este sistema de objetivos, por lo que la gerencia está presionando diciendo que repartirá la parte correspondiente de productividad que les corresponda a los que se nieguen entre los que si acepten el sistema”.

Galán alertó “El recorte repercutirá  especialmente en la calidad de la atención sanitaria que recibe el ciudadano de Toledo.”